GANDUSHA y KAVALA

Dos remedios ancestrales para el cuidado de la boca

En Ayurveda existen dos tratamientos muy similares que ayudan al cuidado de la boca. Como ya hemos hablado en algún otro artículo, en ayurveda existe la “rutina diaria” que son hábitos que debemos incorporar a nuestro día a día para cuidar nuestra salud. Gandusha y Kavala, son dos técnicas que se deben incorporar en nuestra rutina,  dependiendo de si tenemos o no alguna patología.

Kavala es un enjuague bucal, con aceite de sésamo que tiene cualidades; caliente, picante, untuosa, amarga y dulce,  es ideal para vata dosha y no agravan en exceso a kapha. Es preventivo,  consiste en introducir un líquido en la boca sin llenarla del todo y sirve entre otras cosas para:

–          Completar la limpieza bucal para reducir la presencia de vata dosha.

–          Fortalecer las encías y dientes.

–          Potencia la percepción del sabor.

–          Ayuda con la articulación temporomandibular.

–          La voz.

Gandusha es un poco más complicado de realizar, incluso a veces podría resultar incómodo dependiendo de la sensibilidad del paciente. Se aplica cuando existe una patología (desequilibrio) a modo de tratamiento, es por eso que tiene mayores aplicaciones terapéuticas como:

–          Enfermedades dentales.

–          Estomatitis.

–          Sequedad oral.

–          Alteraciones del sentido del gusto.

–          Dolor y rigidez del cuello.

–          Aftas bucales.

En Gandusha, se puede utilizar aceite de sésamo, pero si existe un desequilibrio de kapha dosha, entonces podremos utilizar decocciones de canela, clavo o cúrcuma, dependiendo de la patología.

Pasos a seguir para hacer Gandusha uno mismo:

1-    Masaje en la cara con aceite tibio.

2-    Fomentar suavemente la cara con vapor o una toalla húmeda.

3-    Ingerir el aceite o decocción templada hasta llenar completamente la cavidad bucal y mantenerlo hasta que aparezcan síntomas de secreciones por la nariz y ojos.

4-    Escupir el líquido.

5-    Repetir el proceso tres, cinco o siete veces. (dependido de la pauta del terapeuta).

6-    Masaje suave en la cara y cuello con aceite tibio.

7-    Fomentar suavemente la cara y cuello con vapor o toalla húmeda.

Si el tratamiento no está aplicado correctamente pueden surgir algunas contraindicaciones como:

–          Pesadez.

–          Sialorrea.

–          Disminución del sentido del gusto.

Otras sustancias que podemos utilizar son:

–          Leche (en vez de aceite de sésamo).

–          Decocción de cúrcuma en procesos inflamatorios como gingivitis.

–          Diferentes aceites medicados.

Recuerda que Kavala es preventivo y puedes utilizarlo en tu rutina diaria, pero si notas que tienes un desequilibrio no dudes en ponerte en contacto con 3vedicas y te ayudaremos a encontrar el tratamiento y las sustancias más adecuados.

Namaste

 

Cerrar menú
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad