Mejora tu sistema inmunitario

Patologías infecciosas: covid-19 desde una mirada Ayurveda

Con las últimas noticias, que por un lado nos ponen alertas, pero por otro nos están uniendo a nivel mundial no podíamos dejar de ofrecer desde 3vedicas, algunos consejos que el Ayurveda propone para mantener un nivel alto de energía y que el sistema inmunitario, especialmente centrándonos en el sistema respiratorio, pueda realizar bien su función de defensa. 

Con este escrito queremos ofrecerte una visión de esta patología desde el punto de vista del Ayurveda. Nuestra intención es que puedas tener otro enfoque de cómo proteger tu sistema (cuerpo, mente y alma) para que puedas estar preparado y en la medida de lo posible inmunizado. 

Sabemos que es una patología que concierne al sistema respiratorio, garganta y pulmones, afectando sobretodo a estos últimos generando en los peores casos una neumonía grave. Con respecto al Ayurveda, lo más importante es tener en cuenta no sus afectaciones con descripciones científicas técnicas rigurosas, sino entender que, dada su condición epidémica, lo más importante que podemos hacer, tanto para prevenir como para sanar si padeces el virus, es mejorar la calidad de nuestro sistema inmunitario a nivel respiratorio. Con ese objetivo hacemos este artículo. El Ayurveda hace especial hincapié en el tratamiento de patologías infecciosas a partir de mejorar el sistema inmunitario, ya que es la única forma de evitar complicaciones y ayudar a nuestro organismo a luchar contra la infección para que los síntomas sean los más leves posibles. 

Para poder tener un buen sistema inmunológico tenemos una serie de recomendaciones que puedes hacer en casa:

1- Comer bien

La dieta  es nuestra medicina diaria. Es importante no comer constantemente y hacer las 4 o 5 comidas diarias. También seguir una dieta caliente, nutritiva y ligera. Sin comidas crudas. 

Hay algunas especias que puedes incluir en cada comida que son útiles para prevenir y también para tratar el virus y fortalecer los pulmones. Estas especias son: cúrcuma,  ajo, pimienta negra, jengibre y cebolla.

 

Es un buen momento para que leas nuestra receta de Buddha Bowl , no dudes en  incluir las especias que hemos mencionado antes para que puedas nutrirte y de paso fortalecer tu sistema.  

Conocemos el impacto de la mala digestión y la creación de toxinas en el cuerpo (ama). Cuando proporcionamos a nuestro organismo un descanso de alimentos,  fomentamos el fortalecimiento del fuego digestivo, esto permite que todo lo que podemos ingerir se transforme en nutrientes y se utilice como fuente de energía para nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu.

Los vegetales cocidos o al vapor, arroz integral o frutas como la granada, papaya, uva negra, pomelo, son excelentes para estos días. También és una buena opción usar ghee para cocinar, el ghee és una mantequilla purificada, muy usada en India, ya que nos ayuda a mejorar la digestión y a digerir toxinas (ama).

2- Bebidas calientes

  Bebe agua caliente todo el día y si puedes añadir jengibre aún mejor. El agua caliente con jengibre es lo mejor para mantener el cuerpo caliente y crear calor en el interior.

Incluye en tu dieta plantas e ingredientes antivirales en la rutina diaria como: cúrcuma, pimienta negra, ajo, cebolla, clavo, jengibre, hingu (asafétida), tusi. Estas hierbas son ama pachana, que significa que pueden digerir las toxinas en el cuerpo. 

Puedes incluir en tu día a día una infusión a base de:  clavo, pimienta negra, jengibre, regaliz, hierba de limón, albahaca (link como hacer una infusión)  es una buena mezcla para el sistema inmunológico respiratorio.

El Ayurveda recomienda bebidas calientes, especialmente en invierno y primavera, para ayudar a eliminar las toxinas del cuerpo. 

3-Farmacia en casa

Hacer un remedio casero para tener todos los días. Aquí hay una fórmula ayurveda que compartimos contigo:

  • Regaliz (en polvo) + miel. Tómalo  dos o tres veces al día.

Otra opción más completa es hacer tu propia fórmula con los siguientes ingredientes: 

  • 1 parte de jengibre + 1 parte de cúrcuma + 1 parte de regaliz + ¼ pimienta negra + ¼ clavo (todo en polvo). Mezcla todos los ingredientes y toma la medida de una cuchara de café todos los días con miel, puedes mezclarlos sólo con la miel, o con agua caliente con miel. 

El Sitopaladi churna también es bueno, este es un preparado herbal ayurvédico.

Para limpiar la garganta y la boca hacemos  Gandusha y Kavala usando una mezcla de: 

  • Triphala + sal de roca en decocción con cúrcuma. Pero si no tienes Triphala en casa, lo puedes sustituir por tomillo y romero. Esto es útil en la primera etapa de los síntomas de la garganta helada.

Las fosas nasales también son un punto a cuidar, podemos hacer nasya a primera hora de la mañana con aceite de sésamo mezclado con anu thailam, pero en su defecto, podemos utilizar solo sésamo. 

Chawanprash también puede ser una buena opción como rasayana (rejuvenecedor y nutritivo) para el sistema respiratorio.

A parte de las hierbas mencionadas con anterioridad, que son las más indicadas para la patología en cuestión, también queremos comentaros algunas hierbas y especias de la fitoterapia española que se pueden usar para el sistema respiratorio a falta de alguna de las anteriores. De este modo os podéis hacer vuestra propia mezcla. Algunas de las hierbas más comunes que nos pueden ayudar son:

  • diaforèticos calientes: canela, eucalipto, salvia, tomillo, cardamomo, albahaca, jengibre
  • expectorantes que suavizan (para tos seca): regaliz, semillas de lino, malva, malvavisco, azúcar de caña.
  • expectorantes que secan (para tos productiva): canela, clavo, mostaza, piel de naranja, salvia, cardamomo.

El eucaliptus y el tomillo son para el tratamiento de patologías del sistema respiratorio en general.

También es importante, además de tratar el sistema respiratório, añadir alguna hierba o especia para ayudar a las digestiones cómo: hinojo, comino, anís, cilantro, manzanilla o jengibre. Estas se pueden añadir en la cocina o en las infusiones diarias. 

4- Mantener la calma 

Respira, medita, al menos una vez al día (te ofrecemos una manera agradable de hacerlo en este enlace de práctica meditativa)

El estrés es una respuesta neurofisiológica adaptativa a los cambios externos o internos en los humanos, añadiendo componentes cognitivo-conductuales que modulan la respuesta. 

Cuando la respuesta al estrés no se recupera con una respuesta de relajación, se acumula una carga que es la que produce la angustia que te hace enfermar. El estrés es bueno. La angustia no lo es. 

 

RECUERDA: El estrés debilita el sistema inmunológico.

El pranayama diario nos ayuda a mejorar nuestra respuesta inmunitaria y nuestra actitud en esta situación es muy importante para no agobiarnos ni estresarnos durante el confinamiento. 

Una buena práctica diaria de pranayama seria despues de unas Salutaciones al sol (unas 6 o 12) sentarnos unos minutos, en una silla o en el suelo con las piernas cruzadas (si podemos en Vjasana, sidhasana o loto) y hacer varias respiraciones yóguicas completas. Observando cómo baja el diafragma (hinchando ligeramente el vientre), se abren las costillas y al final sube la clavícula. La respiración yóguica completa contempla las tres fases de la respiración: la abdominal, la intercostal y la clavicular. Observando estos movimientos en primera instancia hacemos unas 5 respiraciones completas. 

Después podemos practicar una respiración para recargarnos de prana (energía vital). Mejor practicarlo en el exterior o en una habitación bien ventilada, a primera hora de la mañana si puede ser. 

Procedimiento:

  • Hacemos una inspiración visualizando como el aire que entra a través de nuestras fosas nasales está lleno de prana (energía vital) y se va depositando en la zona del perineo.
  • Al finalizar la inspiración hacemos una retención con los pulmones llenos, manteniendo la barbilla hacia el pecho (cerrando Jalandhara bandha) y apretando perineo y ano mientras se mantiene tensa la faja abdominal. retenemos cómodamente unos instantes (ya sean 2,5,10 o 20 segundos). Mientras retenemos visualizamos el prana acumulado en la zona del perineo cómo una sensación de calor y de luz. 
  • -Luego soltamos el aire lentamente (si no podemos hacerlo lentamente es que hemos excedido el tiempo de retención) visualizando como el prana se distribuye por todo nuestro cuerpo o si preferimos a una zona débil o con dolor. Aportandonos fuerza y vitalidad. 
La mente está estrechamente relacionada con el cuerpo, las visualizaciones son  fáciles, baratas y muy poderosas. Debemos practicar diariamente y podremos sentir los beneficios desde el primer dia. 

Desde 3vedicas os deseamos que este artículo os puede ayudar aunque solo sea un poco a ser más conscientes de nuestro sistema inmunitario y a poder mejorarlo. 

Namasté

Cerrar menú