Según el Ayurveda, la medicina tradicional de la India, la constitución de una persona es el equilibrio inherente entre los tres Doshas (energías que rigen los procesos biológicos del cuerpo) del individuo. Es decir, cada persona tiene un equilibrio concreto de estos tres Doshas (tanto en el aspecto físico, fisiológico, psicológico como emocional) desde el nacimiento hasta la muerte. Si este equilibrio se perturba estos Doshas se desequilibran y pueden crear patologías.

Dependiendo de la constitución de la persona uno puede tener más propensión a ser vegetariano o consumir comidas picantes, o por el contrario tener acidez al comerlos. Ésta también determina cómo nos relacionamos con el medio y con los demás.

La persona que conoce cómo mantener en equilibrio sus Doshas tendrá salud y armonía, y creará los ambientes adecuados para que éstos no se desequilibren.

No sólo somos lo que comemos, sino que somos todo lo que nos entra por los sentidos, y dependiendo de nuestra constitución lo interpretaremos de una manera o de otra. Por lo tanto una buena terapia de Ayurveda no sólo se basará en recomendaciones sobre la alimentación, sino también en rutinas y hábitos que son favorables para tu constitución.

Hay tres Doshas, pero cada individuo es una mezcla única entre ellos. Para cada uno de ellos se recomienda unas rutina y dieta diferentes, así como hábitos y terapias adaptadas a la constitución. Los tres tipos básicos de constitución se denominan Vata, Pita y Kapha.

La gente con mucha naturaleza Vata tiene predominancia de las cualidades frías, ligeras, secas y móviles. Así que tienen frío con facilidad, a menudo tienen poco peso corporal con huesos largos y estrechos. Pueden ser muy altos o muy bajitos. A menudo tienen la piel seca y tendencia al estreñimiento con gases. Su carácter es móvil y charlan mucho! Pueden tener más fácilmente cambios de humor y miedos, así como propensión a perder los nervios, y tienen dificultades para concentrarse.

La gente con un Pita fuerte dentro de la constitución tiene propensión a tener calor, así este calor interno puede acumularse en los intestinos y tener facilidad para tener diarreas. Tienen una constitución física moderada, y un buen desarrollo muscular. Su piel es sensible y fina, y pueden tener tonos amarillentos de piel. Su apetito es fuerte y pueden enfadarse si no comen cuando toca! Tienen una buena concentración y las ideas muy claras.

Las personas con naturaleza Kapha tienen los atributos pesado, frío, lento y húmedo más manifestados. Así que tienen una musculatura muy desarrollada y un cuerpo robusto, pudiendo tener sobrepeso con más facilidad. Son más lentas en el movimiento, poco espontáneas, dulces y tranquilas.

Así pues las personas nos relacionamos de formas muy diferentes según nuestras constituciones, una persona Kapha se agobiará fácilmente cuando una persona Vata llegue con prisas, por el contrario una persona Pita rápidamente buscará cómo solucionar la situación. A pesar de las diferencias naturales entre todos, ya sea en el aspecto de personalidad como en el físico, todos estamos en constante evolución para mejorar y poder disfrutar de nuestra salud y calma mental. Así que dada nuestra constitución de nacimiento o Prakruti, podemos aprender de nuestras tendencias naturales más destructivas y guiarlas al crecimiento y la armonía, tanto con los demás como con nuestro entorno. Conocernos es el camino hacia la libertad, para liberarnos del ego.

Cada persona tiene sus talentos, los Vata tienen mucho entusiasmo y creatividad, los Pita tienen más facilidad para controlar la mente, y pueden ser gran líderes; mientras que los Kapha son todo amor y bondad. Todos somos únicos y tenemos una combinación única de los tres Doshas. Mediante la comprensión de nuestra constitución podremos elegir mejor los alimentos que nos son adecuados, los colores, aromas y sonidos que nos equilibran.

La salud es  nuestro estado natural, y la enfermedad nos indica que estamos desequilibrados. El Ayurveda es el camino para que se restablezca la armonía.

 

Cerrar menú