Un espacio para Yoga

Hoy quiséramos hablar del espacio para la práctica del yoga.

Sabemos que con el confinamiento, la práctica de yoga pudo haber sufrido modificaciones, en una época donde las clases online cobraron su importancia y con ello, encontrar un espacio en casa para su práctica se hizo fundamental. De repente, cuando no sabíamos dónde ponernos para hacer la práctica de yoga en casa, ahora, desde la necesidad del confinamiento, hemos podido habitar un espacio especial, encontrar algún lugarcito de la casa en donde pueda extenderse la esterilla, la alfombra o lo que utilizáramos y hacerlo poco a poco cada vez más nuestro. Con la familia alrededor, nuestras mascotas deambulando por las habitaciones, con los quehaceres cotidianos en cola, sin embargo esto no nos impidió conectar con nuestro espacio sagrado, nuestro cuerpo, nuestra mente y espíritu y ponerlos en práctica. 

Hoy vamos a hablar de uno de los aspectos importantes del espacio para la práctica que se suele pasar por alto o tomar como obviedad. Se trata del lugar dónde practicas, dónde lo haces, la esterilla. Nunca hasta hoy nos habíamos preocupado por este tema pues es algo que también está relacionado con el marketing y el consumo. Nosotras queremos dar unas indicaciones básicas a la hora de comprar una esterilla o hacernos con una. Hay tanta variedad en el mercado, con precios, colores, materiales y grosor que a veces puede resultar un dolor de cabeza añadido.

No repetiremos información que ya circula de una manera estudiada sobre el asunto, te compartimos aquí un link si fuera de tu interés tener más info. Sólo te daremos unos lineamientos básicos a la hora de elegir e invertir en algo que formará parte de un momento importante en nuestro día a día. 

Existen materiales hoy día que son eco friendly, esto quiere decir que está compuesto por materiales reciclados y amigables con el entorno, todos tienes el sello que lo avala, siempre preferirás estos a los materiales más eco(nómicos) que luego resultan más caros de lo que parecían. En segundo lugar tenemos el grosor, las esterillas para yoga, van desde los 4mm, que es lo standar a menos y a más. Las de menos grosor se utilizan para travel (viajes) donde el peso de la misma nos permite trasladarla de un lugar a otro. Las de más grosor de 6 a 8 y hasta 10 mm aprox. es para aquellas personas que sienten el contacto muy duro con la superficie y necesitan más aislamiento, ya sea por un tema de comodidad como un tema físico de contacto óseo con el suelo. En lo que respecta al color y al diseño, esto varía en gustos personales pero recuerda que los colores más claros son los que más van a denunciar el desgaste y el uso.

Con respecto a este tema, se recomienda limpiar lavando la esterilla al menos una vez por semana, con jabón neutro, agua y una esponja. También le puedes agregar unas gotas de árbol de té para desinfectarla de forma natural y unas gotas de aceite esencial por ejemplo de lavanda o rosas, si quieres algo fresco para los sentidos, aunque esto va a gusto, época del año y personalidad.

Por último pero no menos importante, es colocar nuestra esterilla en un lugar limpio y airado donde la pueda encontrar intacta cada vez que la utilice, también es necesario recordar que nuestra práctica comienza en ese mismo momento que desplegamos nuestra esterilla y esto prepara este tiempo y espacio propio de la práctica diaria. Nuestra práctica termina cuando la enrollamos pero bien sabemos que no termina allí, sino que nos llevamos el yoga puesto en nuestro cuerpo, mente y alma donde quieras que vayas. 

 

Cuéntanos tu experiencia con tu esterilla, cómo la has conseguido, estás contenta con ella, cuál es tu favorita. Explícanos y nosotras también te contaremos sobre nuestra experiencia personal.

Cerrar menú